Consejos…


No soy muy bueno dando consejos, siempre me enredo y me cuesta un poco explicar lo que quiero expresar, aconsejar o enseñar. Cuando me pasa esto, acudo a la Biblia, al consejo de Dios.

Nuestro Padre nos conoce, y quiere enseñarnos, aconsejarnos y ayudarnos en nuestra estadía en la tierra.

El apóstol Pablo, da una seria de consejos inspirado por Dios a la iglesia de tesalonicenses. Estos son súper interesantes ya que, la iglesia era muy nueva, tenía pocos meses de conocer de Cristo cuando Pablo les escribió la primer carta. Eran recién convertidos, enérgicos, encendidos pero sumamente perseguidos, en el libro de Hechos habla que Pablo duró solo 3 semanas en ese lugar y tuvo que abandonar por seguridad. Entonces, ¿se pueden imaginar todo lo que pasaban estos primeros creyentes en esa ciudad? (Les motivo a investigar más sobre este libro tan tuanis). Por eso es tan importante el consejo de Dios.

Estos son algunos de los consejos a nosotros como creyentes (1 tesalonicenses 5:12-28

  1. Ser considerados, tenerlos en alta estima, amarlos y estar en paz con aquellos que trabajan arduamente, nos guían, nos amonestan en el Señor.
  2. Amonestar a los holgazanes, ayudar a los débiles, estimular a los desanimados. Siendo pacientes con todos.
  3. Nadie pague mal por mal, esforzarnos de hacer el bien con los creyentes y con los no creyentes.
  4. Estar siempre alegres. Siempre.
  5. Orar si cesar.
  6. Dar gracias a Dios en toda situación, la voluntad de Dios es que seamos hijos agradecidos.
  7. No apagar nuestro espíritu, una de las figuras del Espíritu Santo es el fuego, dejémoslo que El arda en nuestra vida.
  8. No despreciar más profecías. Dele importancia a la Biblia, a lo que Dios nos habla por medio de ella.
  9. Sometan todo a prueba y aférrense a lo bueno. No debemos creer todo lo que nos dicen, no nos dejemos engañar. Dice la Biblia que el Espíritu nos guía a toda verdad.
  10. Evitemos toda clase de mal.
  11. Que Dios nos santifique por completo (cuerpo, alma y espíritu) no habla de ser perfectos, es ir madurando. No deberíamos continuar como niños, en una infancia espiritual, sino madurar en Cristo.
  12. Dependamos de Dios, el que nos llama es el, y él hará su obra.

Sus palabras nunca pasan y su amor no se acaba. Sigamos adelante.

Si necesitas ayuda, o tenes preguntas o dudas, puedes escribirnos a: tanke.lleno518@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s